Publicado el Deja un comentario

Saga Quimeras: mi primer fracaso

La escribí pensando que podría ser un libro, intenté llegar a tiempo y presentarlo a un concurso. Fui sumando ideas y llegué a tener una saga de libros, de ahí su nombre. Luego surgió la posibilidad de hacer un cómic, pero no tenía como cobrar el dinero de las ventas, ya que la empresa no tenía oficinas en mi país, Argentina.

Comencé con un pasatiempos, intenté volverlo una profesión y bueno, todo acabó mal como de costumbre. Hasta que surgió la posibilidad de crear un juego, debía ser un juego de acción. Pero no se puede agregar combates épicos, a una historia que se basa en las conspiraciones, traiciones y supersticiones sin arruinar la trama. Necesitaba crear algo nuevo, por suerte tenía una gran pila de hojas con ideas sin explorar.

Amo esta saga, principalmente porque me ha enseñado a seguir aunque tenga al mundo en mi contra.

Deja un comentario