Skip links

Profane wings: Nacida del odio

Todos los días, debo sacar al perro a pasear, encuentro a una señora con su rosario, escucho comentarios, tengo que aguantar a un par de policías “chistosos”, recuerdo cosas, y siento como mi alma arde en llamas, ante la bronca de tener que callar mis palabras.

Sinceramente, odio a los cristianos, son como perros rabiosos o monos drogados, mi vida sería mucho mejor si no existieran. Encima tengo que aguantar como se victimizan, por que “los persiguen” y se sienten “acorralados”, usan la ciencia cuándo les conviene y cuándo no, recurren a la fé. Es como tratar con esquizofrenicos, con personas enfermas que no son capaces de salir de su mundo de ficción.

Intentaron asesinarme y lo cierto, es que no tiene sentido denunciar, vivo en un lugar retrógrada, dónde si un cristiano se enfrenta a un ateo, el cristiano tiene la razón. Por si fuera poco, gracias a las feministas, intentar luchar y reclamar tus derechos, será visto como un intento de llamar la atención. Para la sociedad, si un cristiano me mata, es un héroe, que lucha contra la ideología de género.

Esta historia, me ayudado a mirar hacia delante, ya que caer en su juego es perder todo lo que pueda ganar. Sinceramente no tengo nada, si muero mi madre tendrá la oportunidad de ser el centro de atención, y mi padre, seguramente ni le importe, seguirá con su vida.

Me muero de ganar de tener una novia, vivir con ella momentos y pude encontrarlos al escribir. Sinceramente necesitaba recuperar la esperanza.

Leave a comment

Name*

Website

Comment